pensamiento creativo

El pensamiento creativo abarca apertura, flexibilidad y la capacidad de adaptación. Este tipo de pensamiento cierra la brecha entre lo que es un sueño y lo que se desea; no conoce límites y no está limitado por las posibilidades. La creatividad implica hacer frente a una situación, tarea, problema o desafío con ideas innovadoras o divergentes. Los pensadores creativos van más allá de los enfoques de rutinas y estándares a sus responsabilidades.

pensamiento creativo
fuente: freepik.com

Las personas con pensamiento creativo idean diferentes formas de llevar a cabo las tareas, y resolver los problemas. Los pensadores creativos aportan perspectivas nuevas, a veces poco ortodoxas a su trabajo. Creen en “pensar fuera de la caja” y ayudan a los departamentos y organizaciones a moverse en direcciones más productivas.

Los empleadores buscan candidatos con habilidades de pensamiento creativo para diferentes puestos de trabajo. Es importante compartir esas habilidades al solicitar empleo, y durante las entrevistas.

Métodos Creativos:

Evolución – Es el método de mejora incremental. Las nuevas ideas se derivan de ideas anteriores, nuevas soluciones a partir de las anteriores, lo nuevo mejora ligeramente a lo viejo. Las cosas sofisticadas que hoy disfrutamos se han desarrollado a través de un largo período de mejora constante. Mejorar algo un poco aquí, un poco mejor allí, gradualmente se convierte en algo mucho mejor – incluso totalmente diferente al original.

Revolución – Muchas veces la mejor idea es una completamente diferente. Por ejemplo, Una idea evolutiva: ¿Cómo puedo hacer mis conferencias mejoran mas y mas?, una idea revolucionaria: ¿Por qué no dejo de dar una conferencia y que los estudiantes enseñan unos a otros, trabajando en equipo o con la presentación de informes?

Cambio de Dirección – Muchos avances creativos se producen cuando los problemas se analizan/miran desde diferentes ángulos. Esto se llama visión creativa.

Replicación – Mira algo viejo de una manera nueva. Ve más allá de las etiquetas. Elimina los prejuicios, expectativas y suposiciones y descubre cómo algo se puede volver a aplicar. Una persona creativa podría ir al depósito de chatarras y ver el arte en una transmisión de un coche viejo. La pinta y la pone en su sala de estar. La clave es ver más allá de las aplicaciones anteriores y ver lo que es posible otra aplicación.

Actitudes negativas que bloquean el pensamiento creativo

  • ¡Oh, no, es un problema! – La reacción a un problema, muchas es más grande que el mismo problema. Muchas personas evitan o niegan los problemas hasta que es demasiado tarde, en gran parte porque nunca han aprendido las respuestas emocionales, psicológicas y prácticas apropiadas. Un problema se debe ver como una oportunidad. Las personas felices dan la bienvenida e incluso ven sus problemas personales, como desafíos y oportunidades para mejorar.
  • Pero, yo no soy creativo –Toda personas es creativa hasta cierto punto. La mayoría somos capaces altos niveles de creatividad; sólo ponga atención a los niños cuando juegan e imaginan. El problema es que la creatividad ha sido suprimida por la educación. Déjela resurgir y pronto descubrirá que es sorprendentemente creativo.
  • No se puede hacer –Esta es la actitud de rendirse antes de la batalla. Al asumir que algo no se puede hacer o un problema no se puede solucionar, esta negatividad hace que sea más difícil de hacer o solucionar el problema. Y renunciar antes de comenzar es, por supuesto, un autocumplido. Mira en el historial de las soluciones y los escépticos que decían: el hombre nunca va a volar, nunca curaremos enfermedades, nunca llegaremos a la luna. Una vez más, la actitud apropiada se resume en la frase: “Lo difícil lo hacemos de inmediato; lo imposible tarda un poco más.”
  • Puedo fracasar –El miedo al fracaso es uno de los principales obstáculos para la creatividad y la resolución de problemas. La cura es cambiar la actitud sobre el fracaso. Los fracasos se deben esperar y ser aceptados a lo largo del camino; estos simplemente nos ayudan a enfocarnos más en el camino hacia el éxito.
  • No hay nada que pueda hacer –Algunas personas piensan que tal vez el problema puede ser resuelto por algún experto, pero no por mí porque no soy lo suficientemente inteligente, o un ingeniero. Siempre se puede hacer algo. Incluso si el problema no se puede remediar totalmente, siempre se puede hacer algo para mejorar la situación.

Dos cosas importantes que hay que tener en cuenta cuando usted está centrado en su desarrollo personal

  • No te detengas incluso cuando se piensas que has llegado a un buen punto, continúa un poco más lejos. No te conformes con la primera solución que aparezca. Mejor, siempre y cuando tengas tiempo, explora otras ideas, o incluso empuja a la que tienes un poco más lejos. Llevala hasta el punto de la idiotez, a ver dónde te lleva. Como dijo Oscar Levant, hay una línea muy fina entre el genio y la locura. Cruza esa línea.
  • El segundo punto está estrechamente relacionado con el anterior y es “sigue la corriente”. A veces los resultados más útiles en cualquier ejercicio de pensamiento creativo son los inesperados, no descartes ideas simplemente porque no parecen encajar. Sólo déjalas correr por un tiempo y ver qué pasa.

Una mente abierta es el requisito más importante para el pensamiento creativo.